(Fuente Tripcare)

Recordamos que no está permitido viajar salvo por razones inaplazables y se recomienda que consulte con la compañía aérea antes de volar. No debe acudir al aeropuerto con más de 90 minutos de antelación y deberá mantener la distancia de seguridad con cualquier persona.

Volveremos a volar, pero debe ser de forma segura.

  • Comprobar la documentación, así como los permisos necesarios para viajar.

Debido al estado de alarma, además de la documentación habitual para viajar, deberemos incluir la documentación necesaria que certifique que el viajero puede viajar, tanto en origen como en destino.

  • Se suspenden los servicios de limusina que ofrecen la mayor parte de compañías aéreas en sus tarifas premium.
  • Se podrán añadir nuevas políticas de equipaje en cabina.

Posiblemente se restrinja el equipaje en cabina y sólo estarán permitidos en la cabina: ordenadores, bolsos, maletines o artículos para bebés. Entre el equipaje de mano, debe contar con una mascarilla y es recomendable tener otra de repuesto.

  • Se podrán solicitar pruebas de salud antes de embarcar y controles de temperatura para los pasajeros.

Actualmente existen aeropuertos y aerolíneas que están efectuando este tipo de controles sanitarios.

  • En el aeropuerto podremos encontrar dispensadores de gel desinfectante, así como mamparas de metacrilato en los mostradores de embarque.
    Las máquinas de check in estarán apagadas para evitar todo contacto físico con el panel.

Lavarse las manos con agua y jabón a menudo durante al menos 20 segundos.

  • Volveremos a escuchar la megafonía en los aeropuertos.

En algunos aeropuertos, debido al descenso de actividad, volveremos a escuchar los anuncios de embarque por megafonía.

  • Nuevos letreros.

Se encontrarán letreros, instrucciones, nuevas señales y barreras para controlar el distanciamiento entre los viajeros.

  • Cierre temporal de salas VIP por el COVID-19.

La práctica totalidad de Salas VIP ya se encuentran cerradas.

  • Embarque por grupos de pasajeros.

Con el objetivo de mantener el distanciamiento entre los viajeros, el embarque se efectuará por grupos de viajeros, con la intención de ser ágil en el proceso de embarque para minimizar el tiempo de espera.

  • Los viajeros deben escanear ellos mismos su tarjeta de embarque en los lectores.

Deberemos tener preparada la tarjeta de embarque para presentarla en las máquinas de lectura, intentando no tener contacto físico alguno con el personal de embarque. Recomendamos emitir la tarjeta de embarque antes de llegar al aeropuerto y, siempre que sea posible, descargarla en el móvil para evitar contactos.

  • El transporte de viajeros entre la terminal y el avión se elimina.

Se evitarán en lo posible los traslados en autobús al avión desde la terminal. En caso que no sea posible, se utilizará el doble de autobuses para conseguir el distanciamiento de viajeros.

  • Asientos libres

En un primer momento se consideró dejar asientos vacíos entre pasajeros, pero la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que engloba a las principales aerolíneas del mundo, ha indicado que es partidaria del uso de mascarillas durante todo el vuelo, pero rechaza dejar asientos libres entre pasajeros para evitar que los precios se disparen.
Las clases Business y Premium, aunque cuentan con más espacio o con compartimentos privados, tampoco estarán eximidas del uso de mascarilla.

  • Aviones con equipos necesarios para atender posibles casos de COVID-19.

Los aviones dispondrán de equipos necesarios para atender a pasajeros que puedan tener síntomas de la enfermedad; además la tripulación conocerá los protocolos de actuación ante posibles casos a bordo.

  • Aviones más limpios.

Se adaptarán las medidas de limpieza a esta nueva realidad, reforzando la limpieza de las superficies con productos con espectro viricida, fungicida, bactericida y micro bactericida. Estos productos se usarán en todas las superficies. El servicio de tripulación ofrecerá siempre toallitas desinfectantes a bordo.

  • Posible uso obligatorio de mascarillas.

Entre el equipaje de mano, debe contar con una mascarilla y es recomendable tener otra de repuesto.

  • Eliminación de ciertos servicios en el vuelo.

Se retirarán las compras a bordo, no se proveerán almohadas, mantas ni servilletas enrolladas húmedas. Así mismo se elimina el servicio de bebidas. En caso que la tripulación reparta auriculares desechables, estos ya no se recogerán. Se ha suprimido la venta a bordo, revistas y catálogos.

  • Cambios en los servicios de restauración a bordo.

En los servicios intercontinentales, se elimina el servicio a la carta en clase ejecutiva, por un servicio en bandeja.

  • Desembarque por grupos.

El desembarque en determinados aeropuertos, se realizará por grupos de viajeros, con el objeto de distanciar a los pasajeros en los puntos de inmigración y recogida de equipaje.

  • Posibles controles sanitarios a la llegada a los aeropuertos.

Estos controles pueden llegar a ser exhaustivos como por ejemplo: test de temperatura, cuarentena obligatoria y otros controles sanitarios. Se realizará a todas las personas con independencia de su edad y condición física; se realizará con el máximo respeto a la persona, evitando cualquier contacto físico con la misma; se realizará con termómetros sin contacto corporal, debidamente homologados; se realizará con la máxima agilidad en la terminal de llegada, antes del acceso a la recogida de equipajes; se habilitará un espacio adecuado, en lugar techado, aislado de las restantes zonas del aeropuerto y suficientemente amplio para evitar aglomeraciones en la espera, de forma que se pueda guardar la distancia de seguridad entre las personas recomendada por las autoridades sanitarias.

A %d blogueros les gusta esto: