El 1 de julio es la fecha marcada por el Ministerio de Turismo de República Dominicana (MITUR) para que el país se reincorpore a la actividad turística. Será el primer día de la denominada Fase 4 de la desescalada, momento a partir del cual el destino comenzará a recibir turistas internacionales. Abrirá sus fronteras al turismo siguiendo las recomendaciones marcadas por la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus en República Dominicana que contempla, asimismo, estrictos protocolos sanitarios para evitar el riesgo de contagios.

Por tanto, MITUR anuncia la apertura y normal funcionamiento de sus aeropuertos y hoteles para el 1º de julio, al tiempo que establece la aplicación de rigurosos protocolos higiénico-sanitarios, de obligado cumplimiento y que tendrán el objetivo de garantizar con la seguridad, tanto de los turistas como de los trabajadores el sector turístico.

En el desarrollo de estos protocolos han trabajado estrechamente los Ministerios de Turismo y de Salud, así como el sector privado, para concretar unas pautas y medidas de seguridad alineadas con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. El Ministro de Turismo, Francisco Javier García, asegura que el turismo dominicano estaba ya preparado para la apertura, pero que ésta debía esperar a que las autoridades sanitarias, a la vista de la evolución y control de la pandemia, otorgarán su visto bueno. “Con estas medidas, que se aplicarán en hoteles, aeropuertos, restaurantes y comercios, República Dominicana será un destino seguro para los visitantes que lleguen a nuestro país. Estos encontrarán medidas que garantizarán una experiencia segura y placentera, para que puedan disfrutar de los atractivos que nos han convertido en el principal destino turístico del Caribe”.

El Ministro de Turismo dominicano destaca la preferencia de los turistas, a la hora de reservar sus vacaciones, por los destinos que han demostrado una buena gestión de la pandemia, como es el caso de su país. El Dr. Amado Báez, Asesor del Poder Ejecutivo en Salud Pública de República Dominicana y Director Ejecutivo del Comité de Emergencia y Gestión Sanitaria para el Combate del COVID-19, se muestra satisfecho con el trabajo que están llevando a cabo las autoridades y el equipo sanitario a la hora de contener y predecir los resultados de esta crisis. “Es importante recalcar que el sistema dominicano de salud no se ha visto saturado en ningún momento desde el inicio de la pandemia y esto se debe a la rápida actuación y a la puesta en marcha de planes de acción y monitorización de la enfermedad. Ejemplos de ello son la centralización de modelos de big data para el control de los casos a tiempo real en el Centro de Inteligencia Sanitaria, la creación de una app para el rastreo de posibles casos o el aumento del número de test para el mejor control y rastreo”.

El convencimiento del Ministro de Turismo de “la importancia de mandar señales internacionales de que República Dominicana retomará la actividad turística de forma segura” se ha visto arropado por la confianza de cadenas hoteleras internacionales, aerolíneas, turoperadores y demás agentes turísticos que están entusiasmados de poder retomar la actividad en el país. Las aerolíneas British Airways, Virgin Atlantic e Easy Jet ya han incluido a República Dominicana en su lista conjunta de los 45 países en los que priorizar los corredores aéreos libres de cuarentena y la española Air Europa ha anunciado que reanudará sus vuelos a partir del 16 de julio.

La Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes de República Dominicana (ASONAHORES) ha acogido muy positivamente esta evidencia de la confianza en el destino y en su sector turístico. ASONAHORES además ha adelantado algunas de las medidas de seguridad que va a implementar en los establecimientos turísticos y que supondrá no sólo una garantía de seguridad, sino también una mejora en la calidad de la estancia: servicio de habitaciones en el desayuno, ocupación de las habitaciones de manera alterna y apertura únicamente de las dos primeras plantas para evitar el uso de los ascensores.

Santo Domingo y Punta Cana, principales destinos turísticos del país, están reforzando su puesta a punto como territorios seguros. La Ciudad Colonial de Santo Domingo, declarada Patrimonio de la Humanidad, reactivará la actividad turística bajo el amparo del sello de “zona segura”, desarrollado por las asociaciones que integran el Clúster Turístico de Santo Domingo. Este certificará a los establecimientos del área en la aplicación de las medidas, procesos y buenas prácticas establecidas por el organismo para minimizar el riesgo de contagio y propagación del virus.

Por su parte, los principales aeropuertos internacionales del país (Santo Domingo y Punta Cana) ya habían anunciado su protocolo de reinicio de actividades comerciales y las consecuentes medidas de prevención. Estas incluyen el uso de mascarillas obligatorio, la utilización de pantallas protectoras entre empleados y pasajeros, la organización de las filas para el control de la distancia de seguridad, así como el aumento de la frecuencia de la limpieza y desinfección de los espacios.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: