(Fuente Tripcare)

A fecha 1 de septiembre, la agencia especializada en turismo de las Naciones Unidas, realizó una investigación y encontró que un total de 115 destinos (53% de todos los destinos en todo el mundo) han aliviado las restricciones de viaje, un aumento de 28 desde el 19 de julio. De estos, dos han levantado todas las restricciones, mientras que los 113 restantes siguen aplicando ciertas medidas restrictivas.

Significa que el turismo se está reiniciando lenta pero constantemente en muchas partes del mundo. Comenzar a aliviar las restricciones a los viajes también abre las puertas para que regresen los beneficios sociales y económicos del turismo.
Por primera vez, el informe de restricciones de viaje relacionadas con COVID-19 incluye datos clave sobre la infraestructura de salud e higiene en los destinos, al tiempo que analiza la tasa de notificaciones de nuevos casos de COVID-19. Esto permite a la OMT determinar los factores que influyen en las decisiones de los destinos para aliviar las restricciones. En particular, el informe muestra:

  • Los destinos que han aliviado las restricciones de viaje generalmente tienen niveles altos o muy altos de infraestructura de salud e higiene. También tienden a tener tasas de infección por COVID-19 comparativamente bajas.
    Dentro de las economías avanzadas, el 79% de los destinos turísticos ya han aliviado las restricciones. En las economías emergentes, sólo el 47% de los destinos lo han hecho.
    El 64% de los destinos que se han aliviado tienen una dependencia alta o media del aire como medio de transporte para las llegadas de turistas internacionales.
  • Al mismo tiempo, el informe muestra que muchos destinos en todo el mundo son extremadamente cautelosos a la hora de aliviar las restricciones de viaje que introdujeron en respuesta a la pandemia y algunos han aprobado medidas severas en un intento por mantener seguros a sus ciudadanos. 93 destinos (43% de todos los destinos mundiales) continúan teniendo sus fronteras completamente cerradas al turismo, de los cuales 27 han tenido sus fronteras completamente cerradas durante al menos 30 semanas.
  • Además, más de la mitad de todos los destinos con fronteras completamente cerradas al turismo están clasificados entre los países más vulnerables del mundo. Incluyen 10 PEID (pequeños Estados insulares en desarrollo), un país menos adelantado (PMA) y tres países en desarrollo sin litoral (PDSL). Más de la mitad de los destinos con restricciones totales aún vigentes también dependen en gran medida de la aviación, con al menos el 70% de sus llegadas de turistas por vía aérea, lo que genera importantes impactos de conectividad para sus ciudadanos y economías.

La OMT continúa supervisando el impacto de COVID-19 en el turismo. Desde el principio, este organismo ha confirmado que la situación es fluida y que, incluso cuando el turismo se reinicia en algunas regiones, en otras, las restricciones pueden endurecerse y las fronteras pueden volver a cerrarse. De manera similar, la OMT ha observado un aumento en las advertencias de viaje emitidas por los gobiernos para sus propios ciudadanos, junto con más y variadas restricciones y otras medidas dirigidas a los pasajeros que llegan de países o regiones específicos.

A %d blogueros les gusta esto: