Con la incorporación de Botswana, todos los países del cono sur de África, Sudáfrica, Zambia, Zimbabwe, Namibia y Botswana, tienen ya sus fronteras abiertas al turismo, y las rutas aéreas internacionales se han reanudado:

  • Zambia abrió sus fronteras a mediados de Julio
  • Namibia a principios de Septiembre
  • Sudáfrica y Zimbabwe a principios de Octubre
  • Botswana el 9 de Noviembre abrió sus fronteras.

Condición común en todos los países para el acceso es llegar con un test COVID-19 negativo realizado un máximo de 72 horas antes de la llegada al país.

Cada país tiene pequeñas diferencias en las normativas y puntos de acceso al país habilitados. Si quieres los detalles de las condiciones de acceso en la actualidad a cualquiera de estos países, recuerda puedes consultarlo aquí.

Antes de la apertura de fronteras, los 5 países reaundaron la actividad turística sólo para el mercado local, es decir, para ciudadanos de su propio país. Y durante este período se han implantado en todos los alojamientos y resto de proveedores de servicios turísticos, protocolos de seguridad, todos ellos enfocados a maximizar desinfección e higiene y distancia social.

Pero además, por definición, un safari se realiza en espacios abiertos, concretamente además en todo el cono sur de Africa en vehículos abiertos, y con pocas personas.

Otro dato importante para valorar es que el COVID-19 ha afectado en unos niveles mucho más bajos en Africa que en otros lugares del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: